jueves, 18 de agosto de 2011

Recomendaciones para los directivos y para la escuela.

- Diagnosticar la situación: aplicar un instrumento de diagnóstico para conocer la situación del bullying en su establecimiento.
- Definir políticas anti-bullying en el establecimiento con participación de toda la comunidad educativa: padres, profesores, estudiantes, personal administrativo y directivo. Esta política debiera ser sostenida en el tiempo, debe definir normas, apuntar a cambiar relaciones interpersonales y climas discriminatorios e intolerantes.
- Sensibilizar a los padres y apoderados en torno al bullying y hacerlos participar activamente en programas de intervención.
- Evaluar los resultados de las acciones emprendidas, reconocer avances y dificultades, y definir nuevas acciones.
Comenta

No hay comentarios:

Publicar un comentario